BRILLANTE SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ EN EL QUE LA HERMANDAD PRESENTÓ LOS ACTOS DEL 475 ANIVERSARIO FUNDACIONAL, UN CARTEL ILUSTRATIVO DE ESTA EFEMÉRIDE Y LAS ANDAS DEL NUEVO PASO DE LA SANTA CRUZ 

 

Ayer Domingo 19 de marzo, nuestra Hermandad de la Santa Vera Cruz, llevó a cabo la presentación de los actos del 475 aniversario fundacional.

El acto dirigido por D. Antonio Moure, al que desde estas lineas agradecemos su colaboración, comenzó a las 12:00 horas del mediodía con el Rezo del Angelus por parte de nuestro Director Espiritual D. José María Osborne Ysasi. 

Moure comenzó su exposición haciendo referencias al origen y fundación de nuestra Corporación. Tras estas interesante palabras, se presentó el Cartel con motivo de esta efeméride.

A continuación daba  comienzo un extraordinario y de gran nivel concierto a cargo de la Unión Musical Astigitana, quienes acompañan a Nuestra Señora de las Lágrimas cada Jueves Santo. 

Al finalizar dicho concierto, Antonio prosiguió  con su exposición, llegando al momento culmen de la mañana, la presentación del Paso de la Santa Cruz.

Antes de abrirse las puertas de la Histórica Capilla de la Jura, el Hermano Mayor, dirigió unas palabras a los presentes agradeciendo a todos su implicación en los proyectos de Hermandad. Igualmente estableció una relación de los actos puntuales que con motivo de este 475 aniversario la Hermandad llevará a cabo, destacando una ponencia que promete ser muy interesante del Oficial de Junta José Jácome, sobre la Historia hasta nuestros días de Vera Cruz por un lado, y por otra parte el Triduo a la Santa Cruz que se celebrará el próximo mes de Septiembre ocupando la Sagrada Cátedra el General de la Orden Marianista, el Guardián  de la Orden Franciscana y el Obispo de nuestra  diócesis. 

Igualmente agradeció la presencia del Presidente de la Unión de Hermandades, D. Dionisio Díaz, de la Comunidad Marianista de Jerez y de los distintos Hermanos Mayores, entre ellos el Hermano Mayor de la Hermandad Marianista de las Aguas de Cádiz.

Para finalizar el Hermano Mayor entregó a D. Ramón Orovio y a Miguel Angel Segura, la medalla corporativa de la Hermandad como gratitud por el buen trabajo realizado.

Tras la interpretación del Himno Nacional, los asistentes pasaron a la capilla de la Jura para observar el maravilloso paso de la Santa Cruz. 

 

EXPLICACIÓN DEL PASO DE LA  SANTA CRUZ 

Las antiguas crónicas e inventarios de nuestra Hermandad ponen de manifiesto la existencia de unas andas procesionales dedicadas a la Cruz, cosa por otra parte más que justificada en una Cofradía, en la que su Titular es la Santa y Verdadera Cruz.

            Pero ninguna crónica relata que esas andas se utilizaran como Cruz de Guía de la Hermandad. Antes al contrario, habría que descartarlo ya que históricamente las procesiones se iniciaban con la cruz Parroquial o Cruz del Templo portada por acólitos, siendo las cruces de guía portadas por penitentes, una invención cofradiera relativamente moderna.

            Por otra parte, durante los siglos XVI y XVII eran frecuentes los pasos alegóricos, entre ellos, los dedicados al Triunfo de la Santa Cruz. En Sevilla se conocen los de la Hermandad de la Exaltación, de la Sagrada Mortaja, la Estrella, el Santo Entierro y, más modernamente, el del Triunfo de la Cruz de la Hermandad de la Hiniesta. Cuanto más justificada su existencia en una Hermandad cuyo titular originario y principal es la Santa Cruz.

El paso combina el carey guarnecido con orfebrería de plata siguiendo modelos renacentistas de arbotantes y pináculos. Dispone de cuatro faroles del mismo estilo y factura para las esquinas y un relicario para el Santo Lignum Crucis. Dos ángeles de madera tallada y estofada, portando faroles de plata, escoltan la Santa Cruz ejecutada también en madera y decorada con los Arma Christi o instrumentos de la pasión que en forma de armas heráldicas fueron conquistados por Jesucristo frente a Satanás: la cruz; la corona de espinas; la columna de la flagelación; la vara con la Santa Esponja, la Santa Lanza, el Velo de la Verónica, la Escalera, los Flagelos, las monedas, la Túnica, martillo, tenazas,

            De la Última Cena: el Santo Grial o cáliz utilizado por Jesús para instituir el sacramento de la Eucaristía y que algunas tradiciones afirman que José de Arimatea usó para recoger la sangre derramada por Jesús en la crucifixión; y las treinta monedas de plata que recibió Judas Iscariote como recompensa por entregar a Jesucristo.

            Del prendimiento: La linterna o antorcha utilizada por los soldados que arrestaron a Jesús; la espada utilizada por San Pedro, cuando cortó la oreja a Malco, un criado del Sumo Sacerdote y que milagrosamente Jesús regresó a su estado original; la mano de Caifás, el sumo sacerdote del sanedrín que abofeteó a Jesús al considerarlo blasfemo. Como otros participaron en el escarnio, como los criados, la mano también representa a su vez la de los que golpearon a Jesús; las cuerdas que unían a Jesús durante la noche en la cárcel; el gallo que cantó tras la tercera vez que San Pedro negó a Jesús; la túnica inconsútil de Jesús, sin costuras, que en modo de burla le hizo vestir Herodes Antipas como señal de desprecio al no contestarle a las preguntas que le formuló; el pilar o columna donde Jesús fue mandado azotar; el flagelo o látigo, con el que Jesucristo recibió los 39 latigazos; La corona de espinas al objeto de burlarse cruelmente de Jesús.

            Del camino del Calvario: La Vera Cruz en la que Jesús fue crucificado; el paño de la Verónica, donde es enjuagado el rostro del Nazareno, quedando su semblante plasmado sobre el lienzo, la Santa Faz.

            De la crucifixión: Los dados con los que los soldados romanos echaron a suerte las vestiduras de Jesús; el martillo que se utilizó para clavar brazos y piernas a la cruz; el título I.N.R.I.: Iēsus Nazarēnus Rex Iuadeōrum (Jesús el nazareno, rey de los judíos); la caña con la esponja, con el que la hiel y el vinagre fueron ofrecidos a Jesús crucificado;  la jarra conteniendo hiel y vinagre; la lanza del centurión Longino con la que infligió las cinco llagas al costado de Jesucristo.

            Del descendimiento y entierro: la escalera utilizada para descender el cuerpo de Jesús y las tenazas utilizadas para extraer los clavos.

COMPARTE:
Facebooktwittermail

Tu dirección de email no será publicada. Campos marcados son obligatorios *

*

Simple Share Buttons