Con la vuelta a la normalidad y la apertura todos los lunes del Templo de San Juan de los Caballeros, vemos como se van repitiendo alguna de las imágenes que eran habituales, antes del cierre del mismo por la pandemia del Covid-19.

Cada lunes y ante Nuestra Señora de las Lágrimas, se vuelven a encender las velas de ofrenda, esas que llevan cada una, una oración, una petición, un agradecimiento. Esas velas que cada una de ellas son un mensaje de quien las enciende hacía Nuestra Señora.

COMPARTE:
Facebooktwittermail

Tu dirección de email no será publicada. Campos marcados son obligatorios *

*

Simple Share Buttons