La hermana mayor, Marisa Palomares, asistió en la noche del pasado jueves a la apertura y bendición de la nueva casa de hermandad de Jesús Caído de Cádiz, cofradía que radica en la iglesia de San Francisco pero vinculada a la Orden marianista de la ciudad gaditana. De esta forma, la Vera Cruz se hace presente en un acto que sirvió de confraternidad entre las hermandades vinculadas a la Orden fundada por el beato Guillermo Chaminade. 

COMPARTE:
Facebooktwittermail

Tu dirección de email no será publicada. Campos marcados son obligatorios *

*

Simple Share Buttons